El Aluminio es uno de los materiales más abundantes de la corteza terrestre. Es un metal suave y ligero con el que, mezclado con pequeñas cantidades de otros metales, se obtiene una amplia gama de aleaciones con propiedades específicas para un sinfín de aplicaciones.

Así como la piel protege al cuerpo humano, el Aluminio protege a los edificios de los elementos, y proporcionando un alto nivel de confort en su interior.

El Aluminio posee excelentes propiedades que lo convierten en un material especialmente apropiado en construcción:

  • Propiedades físicas como su ligereza, fortaleza, durabilidad, maleabilidad y resistencia a la corrosión, aportan a los elementos construidos con él grandes ventajas en la fabricación e infinidad de usos del producto terminado. Productos con una larga vida útil y de gran influencia en nuestras vidas.

 

  • De esta combinación de características obtenemos productos con amplias soluciones constructivas, que posibilitan entre otros la construcción de amplios acristalamientos y grandes fachadas estructurales.

 

  • Las posibilidades estéticas son infinitas, perfectas y permanentes en el tiempo: anodizados, tratamientos mecánicos, lacados color, lacados imitación madera,…a elegir entre un sinfín de opciones.

 

  • Con un ciclo de vida sostenible de principio a fin, se puede afirmar que el Aluminio es prácticamente un 100% reciclable, su tasa de recuperación en construcción es de un 95%, y su reciclado ahorra el 95% de la energía usada en su producción inicial.

 

Tipos de ventana según su apertura

Fijas

Aquellas ventanas que sólo se componen de un marco acristalado. Es decir, no permiten su apertura, sólo el paso de la luz y la energía, en mayor o en menor medida.

Batiente

Una ventana batiente es aquella que permite la apertura de una o dos hojas que giran sobre los marcos laterales, a los que están unidas mediante bisagras.

Oscilo

Una ventana oscilante es muy similar a una ventana batiente, pero, las hojas no giran sobre los marcos laterales, sino sobre el marco inferior (basculante ) o sobre el superior (proyectable).

Oscilo-Batiente

Combina las dos anteriores: una ventana cuyas hojas se permiten abrir abatir como socilar , dejando un campo de maniobras mas amplio.

Pivotante

Una ventana pivotante, o también ventana giratoria o ventana basculante, es un sistema que permite que la hoja gire sobre un eje -normalmente horizontal- en el centro del marco.

Corredera

Las hojas se deslizan sobre uno o varios carriles guía, instalados sobre un marco o sobre una solera (a ras de suelo). Junto a un sistema especial de cierre pocket se consigue, además, que todas ellas se inserten dentro de la propia pared, permitiendo la apertura total del hueco.

Oscilo-Paralela

Es un sistema que combina dos hojas; una oscilobatiente y otra que se desliza paralelamente sobre unas guías hacia el interior al abrirse y que se cierra en un mismo plano. Este cierre es, además, perimetral, por lo que ofrece una mayor estanqueidad y seguridad.

Plegable

Este tipo de ventana se caracterizan por el plegado de las hojas entre sí tipo acordeón, haciendo posible la apertura total de grandes huecos.

Print Friendly, PDF & Email